LECTURAS DIABÓLICAS

LECTURAS DIABOLICAS(1989)

Hay veces que uno da con algún film especial. No se da en muchas ocasiones, pero cuando se produce particularmente me invade una alegría inmensa. Esta entra dentro de esa categoría. El director de este film es Tibor Tákács, director húngaro que antes de este film tiene en su haber la peli de culto "La puerta", con la que debutó. Su carrera siempre ha estado ligada a la serie b. Pues bien lo que nos cuenta el guión de esta película es la historia de una chica que aspira a ser actriz. Ella que trabaja en una tienda de libros, es una devoradora de novelas pulp. Más concretamente de una colección llamada "I, Madman". Una serie de novelas donde un asesino en serie va matando a diestro y siniestro. Nuestra protagonista llamada Virginia(que interpreta la actriz Jenny Wright) empieza a tener sueños o visiones donde es perseguida por este lunático. En paralelo unas extrañas muertes suceden a su alrededor en la vida real. Como veis no puede tener mejor pinta esta historia. 
La cinta a mi parecer es bastante original, donde juega ese doble juego de sueño/realidad desde un punto de vista narrativo ficticio. Cada vez que la protagonista se sumerge en su lectura, nosotros pasamos a formar parte de su realidad. Y donde el director muestra su buena mano en ese aspecto. El film por momentos trae ecos del cine giallo. El aspecto con el toque fantástico del que hace gala, lo desliga de otras propuestas donde el único reclamo sea lo truculento, para atraer la mirada del espectador. La puesta en escena es otro gran punto a favor. Donde pese al bajo presupuesto con el que contó, el acabado final es bastante bueno. Dentro de la modestia. La caracterización del asesino está muy bien realizada. Con ese aspecto salido del siglo XIX de cualquier barrio de Londres. 
Un aspecto destacado del film, y que hace que sea desde luego algo especial. Es como se las ingenia para ser un thriller, una de terror y un poco de cine policíaco. Todo junto y que la mezcla sea tan bien conjuntada. Muchos son los elogios que le he concedido como podéis leer, pero no quita para poder apreciar que estamos ante un film muy artesano. Y que la falta de medios hace que ciertas situaciones de efectos muestren su nivel de precariedad. Y el nivel actoral es bajo igualmente. Pero el film desprende ese amor por el cine de terror añejo. Donde lo que cuenta y sus personajes eran primero antes que los impactos visuales para atrapar a los espectadores. Solo por eso, recomiendo esta pequeña joya que no aburre en ningún momento. Esto es puro amor a un género hoy día casi arrastrado por el fango. 

Puntuación general: 6/10