HERMAN BROOD & HIS WILD ROMANCE "Shpritsz"


Se puede hablar de mártires dentro de la música, tipos en algunos casos que nunca llegaron a tener éxito. Y otros que teniéndolo todo sucumbieron a su estilo de vida nada recomendable. Es en este segundo caso donde deberíamos situar al bueno de HERMAN BROOD. Este músico holandés que bajo el nombre de Herman Brood & His Wild Romance fue toda una sensación a finales de los 70. Y en particular con un álbum llamado "Shpritsz" (1978). El nombre es como se suele llamar coloquialmente en alemán a la jeringuilla. Un instrumento que por desgracia le haría compañía hasta su muerte entre otros vicios Volviendo a la música este disco es todo una orgía de principio a fin. Rock enérgico con un pozo de blues muy claro. Aquí no valen las medias tintas. Desde la inicial "Saturday night" sienta las bases del transcurrir de la obra. A los temas se le suma en algunas partes unos coros que en ciertas fases recuerdan a esos musicales de Broadway. Sin olvidar esa actitud punk que destila. Aportando más energía a las canciones de la que ya tienen. "Dope Sucks", "Champagne (& Wine) o " Rock n´roll junkie" son una muestra de un disco y un grupo hoy día enterrado injustamente. Lástima que su obra saltara por lo aires desde la azotea del Hotel Hilton de Ámsterdam, para esfumarse de la faz de la tierra. Aunque a algunos su legado nos sigue maravillando.

(post publicado en Dos formas de arte)