WIND RIVER

            WIND RIVER(2017)
Siempre me han gustado de partida las películas ambientadas en lugares fríos y helados. Le dan ese toque de misterio gélido y desconocido que puede hacer de la trama que nos cuente algo más a añadir. No siempre se cumple, pero si lo hace, podemos ser transportados fuera de las urbes más pobladas. Si vivimos en alguna de ellas. En la dirección del film está el interesantísimo Taylor Sheridan. Guionista de películas como (Sicario y Comancheria). Su labor como escritor describe muy bien los sitios más profundos de la América. En esta ocasión estamos en un pueblo de la reserva india de Wyoming. Allí un tipo se dedica cuando lo contratan a cazar animales salvajes. Que matan al ganado u son vistos merodeando sus calles. Una persona aparece muerta en un descampado a las afueras. Las autoridades piden ayuda, y hasta allí se desplaza una joven agente del FBI. Como cazador tenemos a Jeremy Renner. El cual hace un buen trabajo con esa cara siempre seria y una actitud como de sentirse importante en ese pequeño pueblo. Para encarnar a la agente del FBI tenemos a Elizabeth Olsen. Desempeñando un papel de agente algo inexperta. 

Estamos ante un thriller de ritmo constante, eso es bueno o malo. Pues eso es según lo que el director nos quiera contar. En este caso es un punto a favor. Pues la fotografía y las grandes superficies heladas ayudan al fluir de la cinta. La cual nunca baja para que se hilvane perfectamente con la trama y su velocidad. Como en todo film de zona rural, tenemos al jefe de policía. Un tipo que está al tanto de todo lo que se cuece entre sus habitantes. Y que no deja pasar una si eso afecta al hábitat natural de su gente. Su director muestra sin tener que hacer alabanzas innecesarias escenas crudas en algunos momentos. Donde estas son parte de la acción, y no al revés. La banda sonora corre a cargo del siempre interesante Nick Cave con Warren Ellis. Con esos pasajes suaves y crudos. Que rasgan muchas escenas. En conclusión, un film que se vislumbra para mi como de lo mejor(de lo que yo he visto) en el presente año. Sin ser nada que ya no hayamos visto antes. Una cinta ágil, que mantiene un pulso constante. Donde nos sumerge en su historia sin que tengamos que salir de ella en ningún momento. Podemos respirar con normalidad, y sus efectos no son dañinos. Una película de escaso presupuesto, y que con un buen director detrás, ayudado por un guión mas que correcto. Sabe ofrecer cine de primer orden.

Puntuación general: 7/10