PIRAÑA

PIRAÑA(1978)
Al rebufo del éxito de Tiburón de Spielberg, proliferaron una cantidad enorme de sucedáneos films con animalitos feroces. Muchas de aquellas cintas son simples productos que solo intentaban sacar tajada de la moda. Otras sin embargo intentaron hacer algo diferente. Es lo que en su debut como director en solitario intentó Joe Dante. Uno de los apadrinados en sus comienzos por el genio del marketing como es Roger Corman. Luego su carrera vendría al cobijo del propio Spielberg. Estamos ante una película que no esconde su producción de serie b(sus escasos 660.000 dólares lo demuestra). Pero hay casos y casos, y este producto es un pequeño clásico que se realizó intentando sacar lo mejor de cada área técnica. El guión dió bastantes vueltas inicialmente. La historia la escribieron Richard Robinson y John Sayles. Y este último se encargó del guión(luego volvería a colaborar con Dante en la magnífica Aullidos). La historia nos cuenta cómo una pareja se mete en una especie de piscina en plena noche. Dados por desaparecidos, una chica que se dedica a encontrar gente es enviada al lugar. Junto a un lugareño accidentalmente liberan a un grupo de peces modificados genéticamente que pertenece a una división militar.
Como vemos el guión es bien sencillito, por eso Jode Dante sabiendo lo que tenía entre menos, desde el inicio ofrece lo que el espectador desea. Acción y sangre sin más monsergas. Como actores principales tenemos a la pareja protagonista formada por la actriz Heather Menzies y su partener masculino Bradford Dillman. Tenemos a una plaga de secundarios de altos vuelos. La siempre siniestra Barbara Steele, el clásico de pelis de los 80 Dick Miller, y al no menos importante Kevin Mccarthy. El film tiene buen ritmo, mostrando Joe Dante una especial técnica para destacar lo grotesco pero sin ser punzante. Al igual su mano para crear una atmósfera de comedia donde está la acción. Ayudando a rebajar lo que muestra a cámara.
La película fue todo un éxito de taquilla, ganando unos 16 millones de dólares. Otra jugada que le salía redonda a Roger Corman. Un par de años después un jovencito James Cameron haría la segunda parte. Como conclusión final, estamos pues ante un producto de una buena factura técnica. Donde uno pasa un buen rato despreocupado viendo una cinta de serie b que está entre lo mejor que uno puede encontrar con animales poco deseables para tener de mascota. 


Puntuación general: 6/10

Comentarios

Entradas populares de este blog

ABIERTO HASTA EL AMANECER

EDEN LAKE

EL TERROR LLAMA A SU PUERTA