DARKMAN

DARKMAN (1990)
No es un personaje sacado de un cómic, pero bien podría haberlo sido. Su estética, la historia, el envoltorio, todo está pensado como tal. Sam Raimi sacó este film de una relato corto que él mismo había escrito. Llevaba tiempo queriendo hacer un film de superhéroes, así que se creó el suyo. Aunque más bien este personaje es por lo que se entiende como un antihéroe. Raimi se inspiró para crear al personaje en las películas de terror de los 30 que produjo la Universal. Junto a toques evidentes de otras cintas, como puede ser El hombre elefante por su halo trágico y repudiado. Y físicamente me recuerda a Vincent Price en sus films Los crímenes del museo de cera y El abominable doctor Phibes. El film producido por la Universal, fue un gran salto para su director, que pudo contar con un buen presupuesto(16 millones de dólares), y los medios necesarios para poder sacar adelante lo que tenía en mente. En el elenco actoral tenemos a Liam Neeson en el papel principal(primero se pensó en Bill Paxton) del atormentando y desfigurado protagonista. Junto a el una Frances Mcdormand como novia, y Larry Drake(sin duda el más conocido del casting por aquel tiempo, La ley de los Ángeles) haciendo de villano(mafioso). 
La historia nos cuenta cómo un científico está creando piel sintética que pueda sustituir a tejido quemado y dañado. Su novia a su vez intenta destapar un asunto de corrupción política. Esto es el detonante para que un gánster irrumpa en su laboratorio en busca de unos documentos. Una terrible explosión sucede en el lugar, y nuestro amigo es dado por muerto. Como vemos estamos ante un film de venganza. Donde el sufrido científico hará lo que sea para vengar su supuesta muerte. Raimi nos presenta un film que es básicamente una peli de acción. Con un trasfondo de drama romántico. 
Darkman utiliza su piel artificial para ocultar su verdadero rostro, pero el problema es que solo sirve durante cien minutos antes de descomponerse. Lo curioso es que esta piel es sensible a la luz, y me pregunto yo porque Raimi se decanta en hacer casi todo el film a plena luz del día. La peli es de temática oscura(está claro que bebe algo del Batman de Burton, estrenada solo un año antes), sin embargo no utiliza la oscuridad, las sombras y los callejones para contar la historia.
En el plano de efectos visuales no todo salió bien para mi. Mas vista hoy día. Donde muchos cromas cantan demasiado, y parece todo muy acartonado. No así los efectos de maquillaje, donde el gran trabajo de Larry Hamlin es más que bueno. En la banda sonora está Danny Elfman, que aunque es un tipo con una clara identificación sonora por parte del oyente(o espectador en este caso), creo que peca de hacer siempre la misma música. La mano de su director se aprecia claramente en muchos momentos del film, con esos instantes donde las imágenes de locura pasa por la cabeza del protagonista. Que me hace recordar a la segunda parte de Evil Dead. Estamos pues ante un film correcto, que es entretenido. Pero que vista hoy día no es muy recomendable si en tu cabeza solo tienes buenos recuerdos de haberla vista en aquella época. Creo que podría haber sido mucho mejor si se moviera en un tono más oscuro en cuanto a su puesta en escena. Con todo, es una peli muy personal, que con el tiempo se puede decir que se ha convertido en un film de culto. Al final no funcionó mal en taquilla, ganado unos 46 millones de dólares. De ahí que luego se hicieron dos secuelas, cómics, etc. Lo que no se es porque la segunda parte se estrenó directamente en video. Imagino que al llegar cinco años después ya su momento había pasado. 
Puntuación general: 6/10 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ABIERTO HASTA EL AMANECER

EDEN LAKE

EL TERROR LLAMA A SU PUERTA